[Traducción: Inglés | Francés | Italiano ]

Opened magic book with space for copy text

Hola, mis estimados amigos, me alegra poder anunciarles nuestra más reciente serie “El ADN de la Iglesia”.

El Espíritu Santo ha puesto en mi corazón compartir este importante tópico con todos ustedes, preciosos santos de Dios, ya que deben ser animados y fortalecidos para descubrir su identidad en Cristo.

Muchas personas por todo el mundo dicen ser hijos de Dios, pero su ADN nada tiene que ver con el de Dios, por tanto no pueden ser hijos de Él.

Solo siendo miembros de una misma familia terrenal podemos tener un mismo ADN. De ahí que debamos tener el ADN de Cristo, para poder ser miembros de una iglesia de Cristo.

El ADN de Cristo dado por Dios.

Hay 2 tipos diferentes de ADN en la iglesia:

I) ADN de la iglesia local y
II) ADN del cuerpo de Cristo.

El ADN de la iglesia local es la clave de la estructura y misión de la iglesia. Está influenciada por ciertas circunstancias, tradiciones, funciones y otras áreas.

El cuerpo de Cristo, en su conjunto, sin importar la denominación o qué parte del cuerpo sea, tiene un ADN único – el ADN de Cristo dado por Dios.
El ADN es el mismo en todo el cuerpo de Cristo, para todos sus miembros y en cada iglesia local.

Hoy en día, el desarrollo de la tecnología de forma descontrolada y en espiral tiene la capacidad de transformar la ingeniería genética del ADN. Esta mutación del ADN puede suponer graves riesgos para la salud humana.

Del mismo modo, muchas iglesias locales no son saludables, precisamente, en proporción a su mutación del ADN de Cristo. El problema viene cuando el ADN de la cultura de la iglesia local se convierte en el ADN del cuerpo de Cristo.
Debemos desafiarnos a nosotros mismos para abrazar la cultura que Dios quiere que nosotros tengamos.

Somos una iglesia definida por una cultura en Jesús – NUESTRA IDENTIDAD EN CRISTO.

Así como somos el cuerpo de Cristo, la cultura de nuestras iglesias locales debe convertirse en una cultura bíblica. Cuando eso se establezca en la Tierra, el reino de Dios va a tocar la Tierra y las naciones serán revividas.

who-am-i

5 Claves sobre quiénes somos en Cristo:

Para poder identificarnos plenamente a nosotros mismos con el ADN del cuerpo de Cristo, primero tenemos que entender nuestra identidad en Cristo.

1. Dios nos identifica como sus elegidos.

De acuerdo a la Palabra de Dios, nosotros somos su pueblo escogido. Eso debería emocionarnos. La palabra de Dios nos dice en 1 Pedro 2: 9-10: “Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido para posesión de Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;…” Usted antes no pertenecía a un pueblo, pero ahora usted es pueblo de Dios; antes no había alcanzado misericordia, pero ahora ha alcanzado misericordia.

2. Dios nos identifica como destinatarios de su gracia y de su misericordia.

Versículo 10: “…que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.”
Dios desató su gracia y misericordia sobre nosotros cuando todo lo que merecíamos era juicio. Nunca olvide: “Soy perdonado” esa es nuestra identidad.

El Rey de Reyes conoce tus luchas, Él todavía te identifica como “perdonado”.

Las personas perdonadas están tan agradecidas que no se molestan en preocuparse por lo que la gente piensa acerca de su adoración. ¡A quien mucho se le da, mucho ama!

3. Dios le identifica como propio.

Usted no está definido por sus sentimientos, por sus opiniones, por sus fracasos o por el coche que conduce; y mucho menos, por el dinero que gana o por la casa de su propiedad.

El versículo 9 dice: “Mas vosotros sois…pueblo adquirido por Dios…” Versículo 10: “…vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero ahora sois pueblo de Dios.”

Hay una guerra eterna para destruir su identidad – el enemigo quiere llevarse el Espíritu Santo lejos de usted. Tome la cabeza, ahora usted está identificado con Cristo y el poder del Espíritu Santo lo lleva dentro.

Usted es un hijo precioso de Dios, y Él le ha creado como le ha placido.

4. Dios le identifica como Santo.

Su sangre lava y limpia; pero además, cubre con justicia.
El versículo 9: “Mas vosotros sois…nación santa…”

Es cierto que somos un pueblo con muchas faltas; pero su santidad nos hace perfectos.

5. Dios le identifica como un sacerdote real.

Versículo 9: Dice que existimos por esta razón: “…para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;…”
Un sacerdote real tiene acceso directo a Dios, lo que significa que toda nuestra vida debe ser de servicio sacerdotal. ¡Eso significa que usted lleva la presencia de Dios en esta generación!

Objetivo como cristiano: “Identidad: lleva a destino.”

tower_pano

Saber quién eres en Jesús, es la clave, para una vida cristiana victoriosa. Tenemos que subir hasta nuestra identidad en Cristo, como Su esposa y Sus hijos. Hay que llevar su presencia a todas partes que vayamos.

El Dios del Universo nos observa y canta canciones de amor todos los días.

¿Está listo para llevar esta nueva identidad?