blog2-francesco

[Traducción: Inglés]

Amigos, este post es una continuación de “Aprobado por el Cielo” (Parte 1) ¿Dónde usted busca su aprobación? de nuestro precioso hermano Francesco.

Se presentará hoy el primero de los cuatro personajes de búsqueda de aprobación:

El pescador de cumplidos.

El pescador de cumplidos es aquella persona que llora lástima y oculta ante los demás su autodesprecio. Muestra además, piedad en su conversación, porque  necesita la aprobación de otros y busca desesperadamente la esperanza de recibir cumplidos.

He aquí un ejemplo de una interacción con un pescador de cumplidos:

La persona afectada suspira, y deja caer sus brazos y sus hombros hacia abajo.

Uno le pregunta:

_Oye, ¿estás bien?

_Estoy bien, de verdad_ responde.

_ ¿Estás segura?_ pregunta uno.

_Bueno, me siento fea, gané 15 libras en esta semana.

_Eso es una locura_ respondo.

Aquí uno interviene, tranquiliza con palabras, hace cumplidos sobre su apariencia y trata de destacar rasgos no muy atractivos sobre uno mismo. Continúa ayudándola, esta vez la   estimula para que levante su autoestima y le da esperanzas hasta para encontrar una pareja.

MANIPULACIÓN.

Note cómo esa persona, a través de una información entredicha, hace combinación de un  lenguaje extraverbal: el suspiro y el movimiento corporal de brazos y hombros. Sin embargo, ofrece la intención de una fachada forzada y opuesta a lo manifestado con sus gestos: “Estoy bien” para concluir con la exposición negativa de su problema.

Alguien que se siente incómodo consigo mismo, a menudo se apresura a imitar hábitos y expresiones de otras personas, para incorporarlos a su personalidad. Esta es una manera de   manipular situaciones y personas que erróneamente consideran modelos a imitar.

El pescador sabe exactamente cómo su interlocutor va a reaccionar. Ellos establecen escenarios como éste, con la esperanza de sentirse bien, de conseguir la respuesta que  desean de esa persona. En última instancia, después de su conversación, todavía tendrá que continuar luchando con sus inseguridades; aunque en ese momento hayan acudido desesperadamente a buscar cumplidos de ayuda emocional.

El peligro de no saber quién eres en Cristo.

Existe este peligro cuando no sabemos lo que somos en Cristo, cuando la verdad aún tiene que hacernos libres.

Nos mantenemos entretenidos con las mentiras del enemigo, nos conformamos  con las ideologías destructivas del mundo, y nunca nos sentimos realmente cómodos en este cuerpo. Somos seres espirituales en vasos terrenales; sin embargo, no reconocemos que somos presa de distracciones sin sentido, que nos descarrilan de la visión y del propósito de Dios para nuestras vidas.
¡Estamos llamados a ser pescadores de hombres, no pescadores de cumplidos!

El poder de la lengua.

Debemos ser cuidadosos  al comunicarnos con el mundo.  Hagamos una selección de nuestras palabras. Como cristianos debemos dar ante el mundo una imagen y una conducta correcta. No podemos degradarnos delante de los hombres,  debemos marcar nuestra diferencia; ser luz para los hombres, como lo es Cristo.

Proverbios 18:21 (NVI) dice: “La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.”
Si seguimos hablando mal de nosotros mismos, como el ejemplo expuesto anteriormente, entonces estaremos seguros de que comeremos el fruto de esas semillas negativas y ese será por tanto, el fruto que cosecharemos;  porque estamos eligiendo hablar más de muerte que de vida.

LA VERDAD ES MAYOR QUE LOS CUMPLIDOS.

La mejor manera de combatir las mentiras del enemigo, que plaga a estas de personas, es hablándoles de vida y confrontándolos con la verdad de la Palabra de Dios. Su Palabra es cortante y no vuelve vacía. Rellena fisuras inseguras, recordándoles que para Dios es más importante lo que somos en Cristo, nuestro corazón y no lo exterior o la envoltura con la que estamos hechos. Como cristianos, debemos brindar la seguridad de que la verdad está en la Palabra para que el hombre se haga libre.

He aquí algunas maneras prácticas que se definen POR DIOS.

Si usted se encuentra fuera de contexto, relativo a la Palabra de Dios, busque la Palabra antes de aceptar pensamientos e ideas  propias que le hagan sentir mal.
Dios no quiere vernos desanimados, ni deprimidos; sino ante todo, que nos amemos a nosotros mismos,  como Él desea que amemos a los demás, de la misma manera que Él nos ama.
Escudriñe la Palabra para definir sus pensamientos, ¡alinee su mente a la de Cristo y no a la del mundo!
Una vez que se  rinda ante Él,  de forma consciente y activa, y aprenda a poner en práctica su Palabra, no necesitará de más cumplidos que le sostengan. Usted será sostenido por Su Espíritu, cuya Palabra nunca falla ni le abandona.
Él siempre viene, y le hace confiar en que Él le ha llamado. Y lo más importante, ¡quiere que confíe y vaya convirtiéndose a su imagen y semejanza!
En los próximos tres post, se presentarán más ejemplos de personas, con características en su personalidad, de búsqueda de aprobación:

Espero que hayan disfrutado este post de Francesco. ¡Compártelo con amigos si ha hecho una diferencia en tu vida o si conoces a alguien que pueda disfrutar de esta lectura!

Vuelve la próxima semana para leer sobre “El fisgón.”