[Traducción: Inglés | Francés | Italiano ]

En este tercer estudio: Superando las Tentaciones nos encontramos la historia del Hijo Pródigo.

son-alone

Historia: El Hijo Pródigo (Lucas 15: 11-32)

Las tentaciones nos pueden alejar del Señor a una tierra lejana, sólo para descubrir que la vida sin él no es más que desgracia y miseria. Este estudio nos ayudará a comprender la gran realidad: estar cerca del Señor es el mejor lugar para nosotros. Él siempre está dispuesto a recibirnos cuando volvemos en nuestros sentidos y regresamos a Él.

La historia del Hijo Pródigo es una parábola sencilla que Jesús utiliza para responder la queja de los fariseos: “Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos”. Esta parábola muestra nuestra fragilidad como seres humanos y cómo podemos caer fácilmente en el pecado y luego terminar en una tierra lejana, sintiendo culpa y vergüenza.

¿Qué nos enseña la parábola El Hijo Pródigo sobre el tiempo de Dios?

El tiempo de Dios.

El hijo menor le pidió a su padre que le diera su parte de la finca de la familia como su herencia anticipada (Lucas 15:12).En aquellos tiempos normalmente, un hijo recibía su herencia en el momento de la muerte de su padre. El hijo más joven egoísta e inmaduro insiste en recibir su parte de la herencia más temprano. El joven hizo esto debido a su carácter rebelde y orgulloso, a su falta de respeto por la autoridad de su padre.

El padre dio libremente a su hijo todo lo que exigió. Una vez recibido, el hijo partió en un largo viaje a una tierra lejana. Allí desperdició las riquezas de su padre en una vida perdida debido a su inmadurez e ignorancia.

El padre de esta historia es una representación del Dios Celestial, quien nos da libre albedrío, Él no va a luchar a su manera. Si queremos ir lejos de Él, Él no nos detendrá.

Una de las cosas que más debemos admirar es que el tiempo es de Dios. Eso que usted está deseando, puede ser legítimamente suyo, pero no lo tome a menos que le sea dado. Puede ser que sea suyo por herencia, pero usted tendrá que esperar hasta que llegue la madurez para no destruir su patrimonio. No dude sobre el tiempo perfecto de Dios.

Alejado de la casa del Padre.

Lo que realmente llevó al hijo lejos de su padre fue el orgullo.

Cuando el dinero se acabó, una gran hambruna cayó sobre aquella tierra lejana y el hijo se encontraba en una situación terrible. El hijo tomó un trabajo alimentando cerdos. A los judíos no se les permitía siquiera tocar los cerdos debido a que estos animales eran considerados impuros. El hijo estaba tan desesperado que incluso anhelaba los alimentos de los cerdos para llenar su estómago. ¡Había caído tan bajo como solo él podría!

Eso es lo que sucede cuando usted comienza a desear cosas en su mente antes de que esté listo. Cuando el hijo se mudó lejos de la casa de su padre, el enemigo comenzó a quitarle todas sus posesiones. Sus amigos lo amaban por las riquezas que tenía y se llevaron todo su dinero. Siempre habrá personas en su vida que le quieren por lo que usted tiene.

No deje el lugar donde Dios lo ha plantado. Mientras esté en la casa del Padre, el enemigo no tendrá acceso a su vida. Al salir del lugar donde Dios lo ha plantado, será fácil para el enemigo llevarle hacia abajo.

Cuanto más usted se aleje de Dios, más el enemigo tratará de acabarlo y de robarle su herencia. El único objetivo del enemigo es romper su relación con Dios.

Usted no puede ver al Padre, pero sus ojos están siempre puestos en usted porque Él lo ama.

No deje que nada lo lleve lejos de donde Dios le ha plantado.

Punto de Retorno.

Un milagro ocurrió cuando el hijo decidió regresar a la casa de su padre. La Biblia dice que el joven finalmente regresó a sus sentidos y se preguntó, “¿Por qué estoy pasando por todo esto? En la casa de mi padre yo era amado, tenía provisiones”. Con humildad, decidió regresar a la casa de su padre y pedir perdón y misericordia.

Hermano, humíllese y permanezca bajo la poderosa mano de Dios. Cuando usted se canse de luchar y decida que va a entrar a su destino, todo lo que necesita hacer es regresar de nuevo a las manos del Padre Celestial.

El padre que había estado observando y esperando, se alegró por el regreso de su hijo. Preparó una cena gigante en gozosa celebración.

Jesús espera pacientemente a que usted regrese humildemente a Él. Él lo recibe con los brazos abiertos, con compasión. Él restaura totalmente su relación con usted. El ni siquiera habitó en su desobediencia pasada. Así Jesús le ama.

Nunca olvide que el amor del Padre Celestial para usted es incondicional. Permanezca humilde, y a su debido tiempo, Dios lo levantará. Cuando llegue ese momento nadie podrá detenerlo. Cuando Él lo levante, nunca más se apartará a una tierra lejana.

father-child-protectionEsta historia tiene un profundo significado, ya que simboliza cómo podemos ser adoptados como hijos de Dios y redimidos de nuestros pecados a través del sacrificio perfecto de Jesucristo en la cruz.

Oye la voz del Espíritu Santo diciendo: “Jesús está esperando – y Él te ama incondicionalmente”.

Haz esta tu oración de hoy:

“Señor, dame la gracia de no cuestionarte cuando la vida me lance para atrás. En su lugar, dame la gracia de permanecer oculto bajo la sombra de tus alas poderosas.”