[English Translation] Anoche, mientras hablaba con un amigo, le mencioné cómo Dios permite que ciertas cosas malas nos sucedan. Pero mi amigo luchó furiosamente con la idea de que este maravilloso y amoroso Dios Padre  permita este tipo de cosas.

shut-doors

Me di cuenta de que esto era lo que yo solía ser en el pasado. Cuando cosas hirientes sucedían, me llevaría años para amar a Dios completamente de nuevo. Ahora, eso no significa que yo odiaba a Dios. Pero me ponía de mal humor. Yo no lo podía adorar con todas mis fuerzas. A pesar de que lo superaba, seguía siendo un hábito. Un mal hábito!

Sin embargo, estoy muy agradecido a Dios, que nos mantiene enseñando – Aquel que es siempre paciente y eternamente misericordioso.

En un tiempo de intimidad con Dios, grité en oración: “Señor, sustituye mis sueños (tanto buenas como malas) con tus sueños. Por favor, deja de escuchar mi oración y haz lo que quieras. Te doy permiso para anular mi voluntad. No me escuches a mí y haz tu voluntad porque tu camino es mejor que el mío “.

Creo que fue la oración más peligrosa que he orado.

Uno a uno, Dios permitió que yo falle en muchas áreas que nunca esperé. Dios me permitió caer en muchas áreas que me jactaba más y era sobre autosuficiente . Dios cerró mis puertas favoritas en mi cara.

Fue doloroso. Empezó a desnudarme poco a poco, paso a paso. Un proceso que creo que terminará sólo con su regreso o mi muerte. Lloro mientras escribo esto. Dios comenzó a exponerme de la manera más dolorosa y comencé a amarlo. Debido a que no era más de lo bueno que yo era. Se trataba de lo grande que su misericordia era (y es) que me cubría!

Dios permitirá fracaso porque Él no quiere que tengamos éxito en la cosa equivocadas. [Oprime para hacer un Tweet]

Y muchas veces, nos sentimos frustrados porque no la consideramos como un deseo equivocado. Sin embargo, por favor sepan que incluso nuestras mejores bendiciones en el momento equivocado se convertirá en dolor.

¿Y quién podría saber mejor que Dios?! Y qué privilegio grande podemos tener que entregarse en las manos de ese Padre amoroso que cumplirá todas las cosas para nuestro bien, a medida que continuamos amándolo!

 “De igual manera, el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues no sabemos qué nos conviene pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 27 Pero el que examina los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque intercede por los santos conforme a la voluntad de Dios.28 Ahora bien, sabemos que Dios dispone [Dios es un socio en su trabajo] todas las cosas para el bien [y están encajando en un plan] de los que lo aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo a su propósito.” Romanos 8:26-29

Permítanme ilustrar: Imagínese a un niño de la edad de mi hija Kathryn intimidandola. Podría silenciar a ese chico para siempre con un solo golpe. Pero en cambio, me sentaría con mi bebé y le enseñaria a superar ese matón. Sin embargo, habrá un momento en el que veo una bestia salvaje más fuerte de lo que ella puede superar venir a atacarla. Yo no me voy a quedar quieto y verlo.

Es lo mismo con nosotros. Aun cuando Dios está en silencio, Él nos enseña a vencer al enemigo a través de Su Palabra y la oración. El problema con nosotros es que para nosotros, cada pequeño asunto es una bestia salvaje que esperamos que Dios venga corriendo a nuestro rescate.

Cada vez que caía. Cada vez que me perdí mi marca. Cada vez que mis suenos fueron aplastados. Era como un agujero de un pozo que nunca me podría levantar. Pero estaba equivocado. No tenía ni cielos abieros, paloma revoloteando, ángeles descendiendo, pero su presencia silenciosa era siempre a mi lado, incluso cuando no me sentía así.

Mi querido lector de GTH y amigo, quiero asegurarles, esta nota es para ti! Y no es ningún accidente que llege a usted! Levántate. El silencio de Dios es que Él te esta enseñando a superar estratégicamente las batallas a las cuales les tienen más miedo.

Él quiere que dejes de temer al enemigo y la única manera de hacerlo es dejar de pedir que te ayude y entra en la batalla sabiendo que Él está detrás de ti!

“Bendito sea el Senor mi roca, que adiestra mis manos parala Guerra, mis dedos para la batalla. (2)El es mis Dios amoroso, mi amparo, mi mas alto escomdite, mi libertador, mi escudo, en quien me reguio. El es quien pone los pueblos a mis pies. (3) Senor, que es el mortal para que lo cuides? Que es el ser humano para que en el pienes? Salmos 144:1-3

Jesus esta contigo y Él ha vencido al mundo, y en Él, somos más que vencedores!

Comente:

¿Alguna vez has sentido que Dios a cerrando algunas de sus puertas favoritos en tu cara y le preguntadas a Dios: ¿Por qué? ‘?

¿Está pasando por un momento doloroso, (en contra de una reacción natural) estás agradecido con Él?

Nos gustaría saber de usted. Analice la sección de comentarios a continuación.