El rey David ha sido uno de los hombres más valientes y fieles a Dios que se hayan conocido a todo lo largo de la humanidad. Fue famoso por sus grandes batallas y proezas. Hombre que fue ungido por Dios, para ser rey de Israel en sustitución del rey Saúl. En 1 de Samuel se narra cómo a partir de ese momento David vivió en constante  persecución por el rey Saúl para darle muerte. Sin embargo, tal fue  la  obediencia y fidelidad de David hacia Dios; que por más de una oportunidad, pudo haber matado al rey Saúl, pero no lo hizo,  por  haberlo Dios escogido como rey.

En la Biblia se habla de la llave de la casa de David. ¿Cuál es la llave de la casa de David? ¿Por qué la llave de David es tan importante y qué significado tiene para nosotros?

La Biblia dice: “Pondré sobre su hombro la llave de la casa de David; Lo que él abre, nadie lo puede cerrar, y lo que él cierra nadie lo puede abrir.” [Isaías 22:22]

Dios prometió dar una casa a David, la promesa conocida como la Alianza Davídica de que la simiente de David gobernaría para siempre y que el Mesías de Israel sería “Hijo de David” (1 Crónicas 17: 4-15).

La Biblia también nos dice que hay algo llamado el Tabernáculo de David, la morada de Dios en la Tierra, la cual fue construida mediante ciertos principios, pero había caído.

Cuando los principios del Tabernáculo de David sean redescubiertos y Dios los reconstruya, ocurrirá algo grande: “Después de esto volveré Y reedificaré el tabernáculo de David, que está caído; Y repararé sus ruinas, Y lo volveré a levantar, Para que el resto de los hombres busque al Señor, Y todos los gentiles, sobre los cuales es invocado mi nombre,  Dice el Señor, que hace conocer todo esto desde tiempos antiguos.“(Hechos 15: 16-18)

¿En qué se basan esos principios?

1. El Tabernáculo es construido sobre la adoración – adoración en espíritu y en verdad

Sin embargo, un tiempo viene y ahora ha llegado cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque son la clase de adoradores que el Padre busca. Dios es Espíritu, y sus fieles deben adorar en espíritu y en verdad. “[Juan 4: 23-24]

¿Qué significa adorar en espíritu y en verdad? ¿Es suficiente la oración?

La oración es la puerta por la cual viene el Señor, pero cuando Él viene, también necesita un lugar para morar. Tu corazón debe estar en presencia del Rey de Reyes para que Él pueda morar en ti, en tu casa, en tu iglesia y en tu ciudad.

¿Cómo ofrecemos la verdadera adoración a nuestro Señor?
El rey David sabía la respuesta: Él tenía reverencia por Dios. ¡Adoró a Dios con todo su corazón y con todas sus fuerzas! Danzaba para el Señor y lo adoraba porque sabía la grandeza que Dios llevaba. Sabía cómo tocar el corazón de Dios.

Hoy nos falta el gran poder de la iglesia del Nuevo Testamento, simplemente porque no entendemos el verdadero valor de la adoración. En el Nuevo Testamento, oraban y adoraban todos los días.

Para vivir en los principios del Tabernáculo de David, cuando adoras, olvídate de tu entorno; olvida a la gente que te rodea, tus problemas, olvídate de quién eres, y sólo adóralo. Ven a la presencia de Dios y arrodíllate. Este es el tipo de adoración que levantará al Señor.

Cuando el Señor sea levantado, atraerá a todos a Él. Él atraerá a todas las naciones hacia Él. Los gentiles llegarán al conocimiento de Jesús. Algo será liberado en la atmósfera, mientras los remanentes buscan al Señor.

El Señor está buscando un remanente, que entienda la verdadera adoración, de una manera similar a la de los primeros cristianos. Convierta su hogar en un lugar donde se elogie al Rey de Reyes, donde usted y su familia sirvan al Señor.

¡Cuando la alabanza sube, la sangre se derrumba!

Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo. “[Salmos 27: 4] Tenemos que ir a la iglesia, su casa, con el deseo de adorar a Dios por lo que es.

Cuando la verdadera adoración es descubierta en la casa de Dios, el Señor baja. Ese es tu día de revelación. ¿Estás listo para adorar a Dios como nunca antes?

2. El Tabernáculo está construido sobre el conocimiento de quién es Dios

La esposa de David, Mical, despreciaba la manera en que el rey adoraba, porque ella no tenía la revelación de quién era Dios. Estaba avergonzada porque no sabía lo que significaba adorar a Dios por lo que Él es (2 Samuel 6:16). El Señor la castigó por tener en poco a su siervo, el rey David: “Y Mical, hija de Saúl, no tuvo hijos hasta el día de su muerte. “[2 Samuel 6:23]

El Salmo 145 nos revela el conocimiento de la grandeza de quién es Dios: “Yo te exaltaré, mi Dios, mi Rey; Y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre. Cada día te bendeciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre. Grande es el Señor y digno de suprema alabanza; Y su grandeza es inescrutable… Mi boca hablará en alabanza del Señor. Que toda criatura alabe su santo nombre eternamente y para siempre. “[Salmos 145: 1-21]

Pero, ¿qué sucede cuando no tienes una revelación de quién es Dios?

El Señor dice:” Estas personas se acercan a mí con su boca y me honran con sus labios, pero sus corazones están lejos de mí. Su adoración a mí se basa en reglas meramente humanas que han sido enseñadas. “[Isaías 29:13]

Dios no puede recompensar a una iglesia mediocre. Debemos venir a Su presencia con temor y temblor. Demasiado tiempo hemos jugado a la iglesia, es hora de que vengamos a Él con reverencia y adoración, con anticipación y expectativa de ver al Rey de Reyes. Sólo entonces el cielo se abrirá y veremos al Señor descender y morar en medio de nosotros.

A medida que comprendemos lo frágil que somos sin Dios, cambiará nuestra manera de adorar. El conocimiento de la grandeza de Dios conlleva a una profunda revelación, la cual se revierte en la necesidad de una adoración más profunda.

En el Salmo 16:5-11 David llora y clama a Dios: “Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; Tú sustentas mi suerte.”

3. Persiga el corazón de Dios más que la mano de Dios

A medida que te das cuenta cuán grandioso es Dios, más desearás obtener su corazón. Y Jesús le respondió: “El primer mandamiento de todos es, Oye, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.” [Marcos 12:29-30]

Y Dios bendijo al rey David con la llave de su corazón. Generación tras generación han usado la llave de David para obtener sus bendiciones. Y Dios está deseoso de entregar su llave a todo aquel que desee morar en su casa, aún hoy.  “Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida,
Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.[Salmo 27:4]

La herencia de David consiste en su llave para entrar al corazón de Dios, hay favor de Dios en esta herencia. Y nosotros podemos obtener ese favor si oramos por un avivamiento. “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido a corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. [1 Corintios 2:9]”

Pero el avivamiento solo tendrá lugar cuando el Tabernáculo de David  se reconstruya, tanto interiormente en la casa de Dios, como en los corazones de sus adoradores.

Este año, muévete a un nuevo nivel de humildad, de obediencia, de dedicación apasionada de tu vida para Cristo y su Reino. “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.” [2 Crónicas 7:14]

El Señor está a punto de revelar su Gloria sobre tu vida.  “Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.” [Apocalipsis 3: 8]

¿Estás listo para recibir la llave del Tabernáculo de David?