[Traducción: Inglés | Francés | Italiano]

Estoy emocionado al anunciar nuestra nueva serie llamada “Superando tentaciones.”
Simplemente ir a la iglesia, semana tras semana, no lo convierte en un santo. De hecho, siempre y cuando usted viva en la tierra, van a existir tentaciones. Por eso, quiero alertarlo, con el objetivo de que esté firme y no sucumba, a los momentos difíciles, de estos últimos tiempos. En primer lugar lo que necesita, es precisamente descubrir, cuáles son esas áreas de lucha.

Los hijos de Dios no pueden ser implacables, impíos, amadores de sí mismos, ingratos, orgullosos, avaros, abusivos, jactanciosos, desobedientes a los padres, sin dominio propio, amantes de los deleites más que de Dios [2 Tim. 3: 2-4]. Usted debe darse cuenta que vivir en pecado no es una norma, sino que es algo que un cristiano debe resistir.

Cada corazón humano se inclina hacia el pecado [Romanos 3:23]. La Biblia nos dice: “El corazón es engañoso sobre todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” [Jeremías 17: 9] Existe esa maldad en todos nosotros, la cual intenta manifestarse y la bestia llamada carne constantemente trata de tomar el control, como está escrito: “No hay justo, ni aun uno”. [Romanos 3:10]

temptations-part1(2)

Edición de la Tentación.

Todos nos enfrentamos a diferentes tipos de tentaciones, pero no debemos olvidar nunca que el Jesús que vive en nosotros ha vencido al mundo.
Un no creyente es un esclavo del pecado. Un creyente está en guerra con su pecado. Para que el cambio venga debe iniciar una guerra contra el pecado que se considera por demás “normal” para el mundo. Es cierto que, como creyentes, podemos luchar contra el pecado, pero no luchamos como lo hace el mundo. Personas seculares se complacen en el pecado. Los verdaderos creyentes resisten al pecado porque encuentran mayor placer en Jesús que lo que el pecado puede satisfacer.

Nuestros corazones están diseñados para contener a Dios. La Biblia nos dice que dentro de cada uno de nosotros hay un “hoyo con la forma de Dios” un lugar íntimo en nuestro corazón para el amor y la alegría de Dios, un vacío que sólo Dios puede llenar. Las tentaciones no son más que placeres temporales sin fruto que no pueden llenar el vacío de nuestros corazones. Ellas te preparan para que te sientas como el propietario del mundo pero lo que traen consigo es el desastre. Pecar puede ser habitual para el mundo, pero defienda su posición, debe darse cuenta de que no es como la mayoría, usted es un hijo de nuestro Dios Todopoderoso. Por tanto, no podemos aceptar lo que se considera normal para el mundo. De ahí que si no es capaz de levantarse contra el pecado, este se ha convertido en su norma.

Clave del éxito: traiga su pecado diariamente a los pies de Jesús.

Siempre y cuando considere normal los pecados en su vida, nunca obtendrá la victoria sobre ellos; podrán ser normales para su cultura, pero la única cultura que realmente importa, es la cultura de la Biblia. Ella nos dice que Jesús mismo fue tentado, por lo cual Él sufrió, aún sin pecar. Jesús es nuestro Sumo Sacerdote que se compadece de nuestras debilidades. Acérquese al Trono de la Gracia con confianza.

Dios no tiene problema con que caiga en tentación; sino lo que le preocupa, es que viva sin arrepentimiento. Él es misericordioso. Él le eligió independientemente de sus pecados y debilidades. Vaya a los pies de Jesús, para que pueda alcanzar SU misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. [Hebreo 4: 14-16].

Ello no puede hacerse solamente los domingos por la mañana, la santificación es un proceso diario. Traiga sus pecados a Cristo. Usted debe exponerlos a Jesús; llevarlos a su luz todos los días.

Grandes destinos enfrentan grandes tentaciones y grandes guerreros para superarlas!

Los grandes guerreros superan las grandes tentaciones. Josué fue usado por Dios para la victoria, como lo vemos en Josué 7: 10-13, “El Señor dijo a Josué: Levántate ¿Por qué has caído de cabeza? Israel ha pecado, y aun han quebrantado mi pacto que yo les mandé!? sino que han tomado el anatema, han robado y mentido y lo han puesto entre sus propias pertenencias. Entonces el pueblo de Israel no podrá hacer frente a sus enemigos. Ellos dan la espalda ante sus enemigos, porque se han dedicado a la destrucción. Yo no estaré más contigo, a menos que se destruya el anatema de en medio de ustedes. Levántate! Consagra al pueblo y dile: Conságrense para mañana. Porque así dice el Señor, Dios de Israel. Hay anatema en medio de ti, Israel. No puedes hacer frente a tus enemigos hasta que quites el anatema de en medio de ti, ha dicho Jehová. ”

Hermano, usted verá en este capítulo que salieron a enfrentar al enemigo y fueron golpeados. Josué cayó sobre su rostro ante el Señor y le dijo: “De ninguna manera. ¿No ve que el enemigo nos ha golpeado?” Estaba avergonzado de sus fracasos. Dios le dijo: “Levántate! ¿No sabes que soy un Dios de pacto? Yo nunca te dejaré ni te abandonaré.”

Inicios: Desde el Corazón.

Cuando el ejército de Israel salió a la guerra tomaron ídolos para sí mismos. Pensaron que eran bellos y desobedecieron a Dios y los llevaron a casa y los mantuvieron. Ellos sabían en el fondo de sus mentes que lo que estaban haciendo estaba mal. Es posible que los hayan escondido delante de Josué, pero hay ojos que ven todo.

Los israelitas tomaron lo que no fue bendecido por Dios y los mezclaron con las cosas que tenían la bendición y el favor de Dios. Cuando usted toma lo que originalmente pertenece a muerte y lo une con lo que pertenece a la vida trae corrupción.

La mayoría de las veces no se trata sólo de lo que hacemos – sino que comienza desde el corazón. Dios mira el corazón. Dios le estaba diciendo a Josué: “No te preocupes. Levántate y saca esos ídolos fuera de tu casa.”

La posición para agradar a Dios es lanzar los pecados fuera de su vida.

Dios lo ha escogido para ser su siervo, su sacerdote y su levita. Usted está llamado a ser levita, un escogido de real sacerdocio.

Estáis llamados a ser la luz de Dios en esta generación.

El enemigo tratará de adulterarte; tratará con fuerzas de apagar la luz de Jesús dentro de usted. Su plan es traer lo mundano a los corazones de los creyentes para que la luz de Jesús no brille en los otros. Pero en lugar de mirar como el mundo, vamos a encerrarnos en brazos y levantarnos como la novia de Cristo! Vamos a difundir su amor, su esperanza y la sanidad en las vidas de las personas que nos rodean.

El estudio de la santidad se quebranta en la iglesia porque hay gran cantidad de auto-justicia. Algunas personas sienten que son mejores que los demás y deben ser tratados de manera diferente. Recordemos que no hay nada perfecto entre nosotros. Como está escrito: “No hay justo, ni aun uno” [Romanos 3:10] .En su lugar, vamos a declarar que no importe lo que esté sucediendo, vamos a estar juntos como hermanos y hermanas en Cristo.

No muestre misericordia al pecado. La única manera de superarlo es lanzarlo fuera. [Tweet] Dios está diciendo: “Échelo fuera de su vida porque no lucharé por usted, mientras esté entretenido en el pecado. No puedo estar consigo porque usted no está de pie conmigo. Si me honra, lo honraré.”

Puntos fuertes de los que temen al Señor.

Salmo 25: 11-15.

Por el amor de tu nombre, oh Señor,
perdona mi culpa, porque es grande.
¿Quién es el hombre que teme al Señor?
Él se le enseñará el camino que ha de escoger.
Su alma morará en el bienestar,
y su descendencia heredará la tierra.
La amistad del Señor es para los que le temen,
y se hace conocida a su pacto con ellos.
Mis ojos están siempre hacia el Señor,
porque él sacará mis pies de la red.

Humíllese ante su Dios. Permanezca firme en la Palabra y el Señor Jesucristo lo bendecirá con:

  1. Dirección Divina – Él le enseñará el camino que ha de escoger.
  2. La paz de la mente – Su alma morará en el bienestar.
  3. Los niños prosperan – Su descendencia heredará la tierra.
  4. Amigo de Dios – La amistad de Jehová es para los que le temen.
  5. Corazón de Dios – Él da a conocer su pacto con ellos.
  6. Escape del peligro – Él sacará mis pies de la red.

No hay nadie como Jesús.

Sé que luchamos, es parte de la vida cristiana. Pero todos los días, no importa cuánto usted luche, deseo que confiese: “Sí, tengo luchas, pero yo temo a Dios, no me quedaré abajo.” El Espíritu Santo está hablando a algunos corazones a través de este texto. Que cada adicción secreta sea rota hoy en el nombre de Jesús. Haga lo que haga, no importa su condición, salga de ella hoy: ¡en el nombre de Jesús!

Si usted está leyendo esto, Jesús quiere que recuerde hoy cuánto le ama. Él derramó su sangre en la cruz por sus pecados. Estamos bajo una alianza de amor. Él no quiere sostener nada para sí, en su lugar, Él está diciendo: “Camine conmigo.” Nunca se puede ser perfecto, pero el amor por usted es perfecto; Él no tiene ataduras.

¿Se podrá enamorar de Jesús de nuevo?