[Traducción: Inglés | Francés | Italiano ]

Espero esté Ud. deseoso de escuchar una palabra refrescante del Señor. Si usted lee esperando que Jesús le hable a su vida, no se decepcionará. El enemigo está temeroso de lo que esta enseñanza pueda hacer a su vida. Ya que se le abrirán los ojos para entender cómo funciona el enemigo. Oro para que el Señor derrame Su Gracia para asimilarlo todo.

Por difícil que pueda parecer, el hecho es que todos tenemos problemas. La Biblia dice: “Amados, no se sorprendan del fuego de prueba que les ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña les aconteciese…” [1 Pedro 4:12]. Preste mucha atención a las palabras, no dice si las pruebas vienen, sino que no se sorprenda cuando las pruebas lleguen. Por ejemplo, José, se enfrentó a muchas pruebas antes de ser promovido como primer ministro. Dios tuvo que entrenar a José en los niveles más pequeños porque sabía que en el palacio de Faraón las tentaciones serían mayores.

Tenemos que aprender a luchar contra las tentaciones más pequeñas en las plataformas más pequeñas, con el fin de capacitarnos para hacer la guerra contra tentaciones mayores en las plataformas más grandes.

El resto del versículo dice: “si no gozaos por cuanto son participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria se gocen con gran alegría. ” [1 Pedro 4:13]. No se canse. Recuerde que un puesto más alto significa mayores ataques.

¿Es Jesús la persona más importante en su vida? No podemos pelear esta batalla solos, necesitamos a Jesús. Dios está buscando a una generación que le siga activamente.

Si no buscamos activamente a Dios estamos inconscientemente en retroceso.

resist-the-devil

10 Consejos Prácticos sobre Cómo Superar Tentaciones

Si no sabemos cómo opera el enemigo no sabremos cómo superar las tentaciones cuando vienen a nuestro camino. Para entender el pecado y las tentaciones debemos volver atrás y estudiar la Biblia desde su inicio: Génesis. Vaya conmigo a [Génesis 3: 1-7].

  1. No subestimes a tu enemigo

El pecado entró en los primeros tiempos a través de Adán y Eva. Satanás es muy inteligente, engañoso y astuto. Él engañó a Eva con: “Dios os ha dicho?” Entonces Satanás le dijo que Dios no quiso decir lo que dijo….Ciertamente, no morirás.

Antes del pecado, siempre hay una mentira del enemigo. Si usted se encuentra en un lugar donde piensa que nunca va a caer en pecado, tenga cuidado. Porque ese mismo pensamiento puede ser una indicación de que usted está a punto de caer.

Usted no venciera jamás al pecado si no fuera por la gracia de Dios.

El enemigo puede estar cavando una fosa delante de usted, pero hay alguien por delante de todos, su nombre es Jesús.

  1. No examine hasta dónde puede ir sin infringir la ley.

Cuando se trata de lidiar con el pecado, cuando se empieza a contemplar la distancia que puede recorrer antes de violar la ley, amigo mío, ya estás en el carril equivocado. Usted debe comprender que es un viejo truco del enemigo. Gire y vuélvase hoy.

  1. No vaya por las ramas

El pecado comienza siempre con sugerencias sutiles. El pecado no vendrá del tamaño de la pantalla. Tenemos que ser conscientes de los trucos de Satanás, él trata de llevarle lejos de su relación con Dios.

 No se involucre con el Enemigo

Si usted se encuentra debatiendo con el enemigo dígase estas cosas:

En primer lugar,¿Por qué estamos teniendo esta conversación?

  • No tenemos nada en común.
  • Estoy consagrada.
  • Soy parte del Real sacerdocio de Dios.
  • Estoy llamado a servir al Rey Jesús.
  • No voy a caer en esta trampa.
  • No tenemos nada que discutir.
  • Satanás, sal de mi vida en el nombre de Jesús.

No trate de razonar con el enemigo, no ganará. Usted está llamado a ser la luz de Dios en esta generación y la luz no se mezcla con la oscuridad.

  1. No preste atención al pecado – Ni lo toque!

El enemigo comenzó la conversación con Eva hablando sobre el árbol. ¿Ve usted? El vendrá a través de múltiples maneras. Dios dijo no toque el árbol. Si usted toca el pecado, la mordedura será sólo cuestión de tiempo. Recuerde que, para comer, primero debió tocar.

  1. Recuerde que el Enemigo Manipula la Verdad

La serpiente le dijo a Eva que sus ojos serían abiertos y que ella sería más como Dios si ella daba un mordisco a la manzana. Todos queremos que nuestros ojos se abran. Pero recuerde, el enemigo manipula la verdad y justifica una mentira para llamar su atención.

En todo pecado se encuentra una mentira para justificarlo. ]

  1. Niéguese a vivir por vista

La historia nos dice que Eva vio que el árbol era bueno para comer. El enemigo siempre trata de engañarnos al confundir nuestros sentidos. No debemos vivir por nuestra vista o sentimientos, estamos llamados a caminar por fe. Vamos a averiguar la identidad en Cristo, en el hecho de que somos amados por Jesús.

La espiritualidad es un viaje – no es comida rápida.

  1. No de ninguna parte de su tiempo al pecado

No le dé tiempo al pecado. Cuanto más tiempo se involucre con el pecado mayores son sus posibilidades de caer en él. Aléjese de él en lugar de comenzar a cultivarlo.

  1. El pecado viaja más rápido por asociación

En la historia bíblica vemos que Eva brindó la fruta también a su marido, y Adán cayó en el pecado más rápido, simplemente, por asociación. No hay pecado que atrape más rápido a los hijos de Dios que “por asociación”.

Únase con personas que estén en el fuego por el Señor y verá que el fuego se extiende sobre usted también.

  1. Al pecado precede la vergüenza, la culpa y la condenación

Tan pronto como Adán y Eva pecaron fueron avergonzados. Ese es el proceso habitual del pecado. Muchas veces, cuando pecamos, lo primero que queremos hacer es alejarnos tímidamente de la iglesia.

Recuerde que la iglesia no es para los santos, sino para las personas que anhelan la gracia, la piedad y la predilección del Señor.

Oremos

Pueblo de Dios, ruego que usted no tenga piedad con el pecado en el nombre de Jesús. Usted no hará alianza con el enemigo. No importa lo que él esté haciendo para llamar su atención, lo rompemos hoy por la sangre de Jesús. Pido a Dios que Él nos despierte y nos conceda la gracia multiplicada de cultivar nuestro tiempo en las cosas de Dios. Amén.