Lector, disfruta de Avance para los creyentes, una serie de 4 partes, mientras desarrollamos las llaves para desatar el poder De Dios en el año 2020.
Parte 1, El camino hacia bendiciones excepcionales
Parte 2, El lugar de la transformación
Esperamos que esta Parte 3 te ayude a pelear la buena batalla por medio de la fe en nuestro Dios Todopoderoso!

Durante esta temporada de crisis con el Covid-19, vemos decadencia económica y la mayoría del mundo en aislamiento. ¿No es un alivio el saber que El Señor es Dios de guerra?

¡Amado, Dios quiere entrenar tus manos para la guerra!

El Apóstol Pablo le dijo a la Iglesia en Efesios:
Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. (Efesios 6:10)

Fortaleceos en El Señor, amada Iglesia. Aprende el arte de descubrir el poder y la fuerza del Señor y recibe fortaleza de El.

Así como el Rey David se fortaleció en El Señor, encuentra fuerza en su poder.

El Apóstol Pablo instruyó a los creyentes:
Vestíos de toda la armadura De Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. (Efesios 6:11)

Amigo, conoce las acechanzas del enemigo. Hay muchas trampas astutas en las tinieblas.

Si estás desesperado por ayuda, primero investiga el problema.

Si estás haciendo lo correcto vas a ver resultados pero si ves que te estás descarriando, esto significa que necesitas trabajar en tu identidad. Tu mente no está renovada y eres esclavo de tus percepciones.

Querido hermano, mientras te cuidas de no caer en las asechanzas del enemigo, recuerda que su plan es de desviarte de lo que Dios te ha asignado.

El Señor a destruido el poder del enemigo, pero sus dardos de fuego todavía te pueden quemar. Esos dardos vienen con palabras tóxicas. El enemigo usa las palabras en contra de un creyente, no solo con palabras habladas pero también y en su mayoría palabras pensadas.

El anda rondando buscando una ventana abierta. Muchas veces nosotros abrimos esta ventana creyendo a sus mentiras. Nuestros pensamientos nos derrotan.

Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte. (Santiago 2:15)

La mayor asechanza del enemigo es el engaño; el nos hace tener pensamientos que hacen dudar lo que Dios ha dicho. ¡La guerra que comenzó en Edén, comenzó con pensamientos negativos de duda!

Un pensamiento crece y carcome las bendiciones en tu vida.

Job, el hombre más bendecido del Este confesó “ El mal que temía me alcanzó” (Job 3:25). ¡Su ataque comenzó con un pensamiento!

La pobreza es una mentalidad, una serie de pensamientos que se enfocan en escasez y limitaciones. Esa mentalidad bloquea las bendiciones que Dios quiere derramar sobre ti porque al escuchar mucho tiempo las mentiras del diablo le otorgamos el poder.

Porque cuál es su pensamiento en su corazón, tal es el. (Proverbios 23:7)

¡Amados, Satanás está debajo de nuestros pies!

¿Puedes localizar los pensamientos de temor,de preocupación,de enojo, y identificar sus asechanzas? !Desarraiga esos pensamientos que le abren la puerta al enemigo! ¡identifica sus asechanzas!

Hay llamas que el enemigo usa para quemar tus bendiciones.¡No lo permitas! Esos dardos fueron diseñados por el infierno para desenfocarte de la bondad de Dios y desviar tu destino! Toma el escudo de la fe y protege tus pensamientos!

Puedes tener victoria si piensas como Cristo. ¡Toma la gracia que Dios te ha dado por medio de la fe y comienza a ganar la batalla!

Recuerda que el diablo es un mentiroso. El siembra cizaña de temor, de duda, de preocupación y de queja para que le abramos la puerta.

¡Cada vez que el engañador te traiga una mentira, combate la mentira con la palabra De Dios! Combate esos pensamientos de mentira con los pensamientos de Cristo!

Cada batalla que enfrentas es una batalla en tu mente, mantén la mente de Cristo.

Y no os conforméis á este siglo; más sean reformados por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentes cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. (Romanos 12:2)

Recuérdale a tu esposo el corazón de Dios. Recuérdale a tus hijos la bondad de nuestro Dios. Mi hermano, no hables los pensamientos del acusador. No le des poder! El está debajo de tus pies! El que pensabas que era demasiado está DEBAJO DE TUS PIES!

Y en aquel mismo día sacó Jehová a los hijos de Israel de la tierra de Egipto por sus ejércitos. (Éxodos 12:51)

Los Israelitas no salieron de Egipto como patéticos. ¡Salieron como un ejército que luchó por su libertad, no como esclavos víctimas!

Cambia tu mentalidad.

¿Que reporte estás creyendo? El reporte de tus pensamientos ansiosos o el reporte de un creyente que confía en su Dios?

¡En 2020, tenemos que conocer las artimañas del enemigo y ganar!

Y luego que Faraón dejó ir al pueblo, Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto. (Exodus 13:17)

Dios sabía que como ex esclavos, al ver la guerra ellos regresarían a la esclavitud.

En el desierto, los israelitas demostraron su mentalidad de esclavos. Cada vez que murmuraban y se quejaban, su destino se alejaba más y más. Eventualmente esta los llevó a su muerte, cuando su jornada se dirigía hacia la tierra prometida.

Como creyentes, debemos enfrentar cada ataque y aprender a luchar para ser efectivos.

Eres un soldado de Cristo. ¡El reino De Dios sufre violencia y los violentos lo arrebatan! (Mateo 11:12)

Las acusaciones, las calumnias, los chismes, estas cosas te pueden desanimar y te harán huir de la batalla. No lo hagas. ¡Fija tus ojos en Dios!

Jehová es varón de guerra, Jehová es su nombre. (Éxodo 15:3)

Amado, ora y declara: No hay nada que pueda enfrentar este año que la gracia De Dios no lo resuelva! que tus pensamientos se rindan al Espíritu Santo! que tu mente sea renovada en Cristo y obtiene victoria para la Gloria De Dios!