(En esta excitante serie en entrenandose para la guerra, el profeta Shyju comparte su experiencia para ayudarte a cómo proteger tu medio ambiente! Si no has leido la parte 1 , haz clic en él enlace.  La próxima semana vamos a explorar la estructura de la iglesia, una poderosa enseñanza para entrenar a los guerreros del cuerpo de Cristo!)

En alguna ocasión has comprado una planta , solo para ver como se marchita y se muere porque te olvidastes de regarla? O has cuidado las plantas de tu tía y accidentalmente las ahogastes, las hojas se volvieron amarillas y se cayeron?.

Amigo, para que una cosa crezca y produzca tenemos que considerar el ambiente en el que se desarrolla.

Piensa en un árbol de manzana. ¿ Qué árbol produce más manzanas? Uno que crece en un patio desordenado sin cuidado ni atención, o uno que crece en un patio al cuidado de un agricultor que lo riega y le elimina las malas hierbas?.

Ciertamente ambos árboles van a producir manzanas, pero el que fue estratégicamente cuidado en un buen ambiente siempre producirá mejor fruto. La capacidad de un árbol está directamente conectado al mantenimiento o cuidado que recibe en su medio ambiente. Un ambiente mantenido con sabiduría, estrategia y con el intento de llevar fruto, exactamente como el árbol de manzana es designado a producir porque el ambiente determina su capacidad.

De esta forma observamos una dinámica similar en la vida de los creyentes. Aunque amamos a Jesús, si no tenemos cuidado con nuestro medio ambiente, ya sea físico, mental, o emocional, como un jardín desatendido, así nuestro crecimiento será impedido.

El fruto de un creyente puede detenerse por las hierbas negativas del pecado. Así como el árbol que no tiene capacidad por falta de cuidado, así un creyente puede limitar su crecimiento espiritual con un ambiente descuidado.

Escucha la buena noticia. Cuando un creyente hace un inventario de su ambiente personal, esta investigación produce un gran efecto.

Amigo, cuando busques al Espíritu Santo y comiences a identificar áreas en tu vida que necesitan un cambio, es cuando el crecimiento vendrá.

Ahora, haz un inventario de tu ambiente para aumentar tu capacidad de llevar frutos en el Espíritu.
Una palabra de precaución: Se fuerte y no seas duro contigo mismo. Cuando encuentres que necesites cambios, querido santo, has encontrado sabiduría! Regocíjate en la gracia revelada y mantente razonable cuando comiences la jornada para transformar tu vida.

Considera tu ambiente físico:

Que clase de ambiente he creado físicamente….La falta de limpieza física puede ser una refleccion de una suciedad espiritual. ¿Tienes cosas que se están deteriorando en tu casa? Está tu casa en un estado de desesperación? Has dejado cosas rotas y desatendidas que necesitan repararse? Está tu cuerpo saludable? Tomas cuidado de tu higiene?

Amigo, cuando te conectes con él Espíritu, las decisiones qué tomas están alineados con él cielo. Cuanto más toques el cielo tu espíritu, tus gustos, tu estilo, tus amigos, tu forma de vida, cada aspecto de tu ambiente comenzará a cambiar. Fijate en tu ambiente físico y comienza a reflejar el orden del cielo en tu ambiente terrenal.

Considera tu ambiente mental:

Tu ambiente mental tiene cinco ventanas: tacto, gusto, vista, oído y olfato. tu sentido humano crea tu ambiente mental, Así es que cuida lo que miras y escuchas. Aun una simple película puede secuestrar. Este sentido que recogistes con tus ojos y tus oídos puede haber creado cierto pensamiento que ahora altero tu ADN espiritual. No tomes livianamente el ambiente que te rodea. Considera lo que piensas y lo que estás experimentando en el mundo natural.

La biblia dice que seas transformado en tu entendimiento (Rom 12:2) Amigo, piensa diferente. Estás a cargo de tu casa, tu familia, tu matrimonio, tu jardin, asi es que busca a Dios para entender cómo trabaja el sistema del cielo, como bien trabaja lo bueno que se lleva a la práctica y cómo esto puede pasarse del padre al hijo. Permite que todo tu entendimiento sea encuadrado por El Espíritu de Dios.

Considera tu ambiente emocional:

Preguntate a ti mismo, ha mi mente creado un desorden en mi ambiente emocional.

Para reparar el ambiente de tus emociones, comienza por renovar tu mente. Tu ambiente emocional es el resultado de tu proceso mental y este es afectado por la influencia de tus amigos, de tus pensamientos y de todo lo que te rodea.

Has un inventario. Porque has permitido ciertas cosas en tu casa?.

Tu no puedes permitir ciertos pensamientos que perjudiquen tu ambiente mental. Tus emociones y ambos tienen que ser llenados con la luz!.

Guarda la calma!

Si tu hablas con un guerrero en lo natural, ellos te dirán que una de la forma más importante de obtener la victoria es cuando tienes calma emocional. Los combatientes siempre hablan mal de sus oponentes antes de una batalla; ellos hacen cualquier cosa para llegar a las emociones de sus oponentes porque una vez que están enojados, su preparación mental es afectada.

Querido amigo, cuando la lucha está tomando tiempo en tu vida, no te rindas. No te preocupes, sigue luchando.

Cuando comiences a investigar tu ambiente, mantente sumergido en la palabra de Dios por un largo tiempo, hasta que cada ADN pueda ser revertido. Tu puedes tornar este asunto!

La victoria inmediata no es tan importante como la construcción y la reparación de tu fundación. Lo mas que seas transformado, el crecimiento vendrá a ti, a tu corazón, a tu carácter, a tu ambiente, y cuando traigas structuras, tu traes orden, y tu, querido amigo, darás muchos fruto. A Dios sea la gloria!.

RN Amigos, esperamos estés disfrutando de esta excitante serie de entrenamiento para la guerra espiritual. Comparte con tus seres queridos y amigos que nuestra vida sea cambiada para siempre.