¿Alguna vez se ha preguntado por qué algunas personas vuelan tan alto en la vida, mientras que otras caminan muy lentamente por caminos secos y polvorientos? Amigo, ANALICE SU VIDA. ¡Su anhelo sincero por crecer en Cristo determinará el impulso para su éxito!

Persiga estas 7 claves para dar VICTORIA a su vida:

1. Analice su pasado

No puede ir a su futuro si no ha lidiado con su pasado. Cuando alguien se rinde al Señor Jesús, son perdonados sus pecados. Sin embargo, muchas personas están atrapadas porque no han desarraigado sus pecados, a pesar de su confesión de pecado. A pesar de confesarse completamente a Jesús, la esclavitud permanece si no lidia con su pasado y cierra algunos capítulos.

¿Recuerda cómo Abraham luchó para sacar a Agar de su casa? Dios tuvo que aparecer y decir: “Déjalos ir”. Si algún pasaje desagradable de su vida todavía está grabado en su memoria, ¡deje que se rompan esos lazos! ¡Identifique esos lazos y despídase!

No muestre piedad de su pasado. No razone y ni toque esa puerta una vez más. Al lidiar con su pasado, debe dejar a un lado la culpa de su pecado. Todos han pecado en esta tierra, excepto Cristo. ¡El diablo le recordará lo que Dios ha olvidado hace mucho tiempo! Usted no tiene la obligación de estar atado a su pasado. El Señor Jesús ya le ha perdonado y le ha liberado. AHORA perdónese usted mismo!

2. Trate con su presente

Salmo 1: 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará.

A mi mamá le encanta el jardín. Un día me mostró un arbusto gigante florecido en su jardín, el cual creció mucho más que todas sus plantas en macetas. En lo último del jardín, la planta pudo desarrollar sus raíces en el suelo mucho más fuertes que las plantas de las macetas.

Donde el árbol esté plantado determinará su fruto.

¡Además, lo que cultives dependerá de la fuerza de la semilla que salga de ti! En lo que usted invierta ahora, afectará a sus generaciones.

Abraham le dio su diezmo a Melquisedec, pero dice que Leví le dio su diezmo a través de Abraham cuando aún no había nacido (Heb. 7:10). La corriente al lado de la cual este usted plantado afectará cada área de tu vida.

3. Estudie su fruto para analizar su vida

En la India, los mangos saben a miel en la boca. Cuando yo era niño, me deleitaba observando a mi padre pelar los mangos jugosos. Una vez, compré mangos en nuestro supermercado local en Montreal, probé el primero y pensé, tal vez era solo uno malo; luego probé el mango más brillante del lote, pensando que al estar más maduro sería más dulce. No obstante, 12 intentos más resultaron en la misma decepción, brillante por fuera pero amargos por dentro.

Lamentablemente, muchos de nosotros somos iguales. Podemos estar maravillosamente ungidos por el Espíritu Santo, pero nos falta el carácter requerido para llevar Su Presencia.

Amados, la justicia es muy poderosa. Hay una gracia que vendrá de nuestro Rey mientras Su justicia trabaja con el trabajo pesado en el Reino.

Aprende a eliminar las impurezas de tu vida y muere para ti cada día. Cuando cargamos la justicia de Jesús, hay un poder, una unción y una autoridad que viene a nosotros, para aligerar nuestras cargas. Por tanto, hermano, cada día, cubra sus palabras, acciones y pensamientos con la sangre de Jesús.

En lugar de buscar la unción, concéntrese en producir el fruto del Espíritu en su vida.
Concéntrese en tratar bien a su familia, trate a sus seres queridos con paciencia, amor, amabilidad, fidelidad, misericordia, autocontrol y gentileza.

Póngase a prueba: ¿Soy dulce o simplemente me veo dulce?

¡Sus hijos, su cónyuge, su pastor deberán testificar que eres más dulce que el año pasado! ¿Desearán más su fruto o se alejarán de su canasta?

4. Proteja su medio ambiente

Con quien usted camine, apoyará o distraerá sus actividades. Un amigo equivocado puede destruir su futuro. Un amigo puede incitarle a enojarse o a alejarse cuando debería haberse humillado. La mala comunicación arruina la buena moral, la palabra de Dios dice:

No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. (1 Cor. 15:33).

La comunión con aquellos que llevan principios impíos a su vida debe terminar.

¿Está rodeado de personas que aman a Jesús tanto como usted?

Limpie su entorno y mantenga su jardín. Hay algunas personas en su vida puestas por Dios y otras son enviadas para dañar tu relación con EL. Aprenda a cuidar su jardín y donde quiera que esté, mantenga la luz, aprenda el arte real de tratar con seres humanos.

Ser introvertido no es una excusa para ser un cristiano tortuga. Supere su miedo a las personas, supere su baja autoestima. ¡Ser introvertido no es una opción! Jesús ama a las personas, así que usted también debe amar a las personas, trabaje en construir amistades humildes y piadosas.

¿Te imaginas a Ruth protestando por no ir a Booz? ¡Sigue las instrucciones de los enviados al cielo para bendecirte! Perfúmate! Estudia los protocolos.

Deje que la Luz de Dios transforme cada área de su vida.

5. Reconozca la voz de Dios

Si el enemigo tiene mayor altitud para ti, puede ver dónde estás. Aprenda a interpretar el lenguaje de Dios y la voz de Dios para obtener su perspectiva más elevada.

El Espíritu Santo da su dirección a aquellos que responden rápidamente a él. De lo contrario, si el Espíritu Santo le da un codazo pero usted se niega atender, tristemente entonces, el dolor le enseñará.

Aprenda a interpretar la voz de Dios a través de sueños, visiones y oraciones. Busque el Espíritu de Dios antes que todo lo demás. Estudie la Voz que Dios ha enviado a su vida. El miedo hará que su cerebro se apague, así que inclínese hacia la voz de la persona que Dios ha enviado para guiarle hacia adelante.

Amplíe su perspectiva al escuchar a Dios.

6. Ore sin cesar

No importa cuán justo esté usted viviendo, sin oración, su vida es incompleta, e incluso vivir una vida santa no es excusa para ignorar la oración.

Nuestro Señor Jesús prometió:

“Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. ” (Juan 15: 4),

Por lo tanto, desarrolle una comunión ininterrumpida con el Señor.

La mayoría de nosotros oramoss al azar y no recibimos nuestra petición de oración. Sin embargo, Dios responde a las oraciones a través de nuestra relación con Él. Es su relación con Dios lo que atrae respuestas a sus oraciones.

Ore persistentemente, sin temor, ello hará que el Señor le abra puertas, su palabra dice:

Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. (Lucas 11: 8).

¿Cuán constante es usted en su relación con Dios?

Una novia fiel tiene acceso a su novio, sigue importunando y permanece en oración todo el tiempo. Entonces, cuando venga el enemigo, no se inmutará porque ya está de pie con el Señor.

7. Deje que su semilla hable en su nombre

Muchos oran mucho pero dan poco, no obstante nuestra semilla habla más fuerte que nuestros gritos.

Una señora corrió hacia la presencia de Dios y rompió un frasco de alabastro a los pies de Jesús. Algunos historiadores calculan que el perfume costaría más de $ 50,000. ¡Ella rompió ese frasco a sus pies!

Para ser un amigo de Dios, debe funcionar como Él, quien su generosidad no tiene comparación. ¡El Cordero fue asesinado antes de los cimientos de la tierra a voluntad del Padre, por el pecado de aquellos que aún no habían sido creados!

Donde este su tesoro, ahí estará su corazón. Dar tiene el poder de mover cosas para el futuro. Sea un donante constante.

Amado, ¡Sea estratégico e intencional con su vida y mire cómo el Señor le cambia a su próxima temporada!

¡Esperamos que estos 7 principios clave desbloqueen su destino! ¡Qué puedas subir con alas como las águilas, atrapar el Viento del Espíritu y elevarse para la gloria de Dios que le ama!