Bienvenidos familia RN y Lector a esta nueva serie, Prepárate para la Medianoche. Hoy día en la Primera Parte “ Construyendo para el Avivamiento”, Pastor Shyju nos da una palabra poderosa para que la Iglesia se prepare para el avivamiento que el Señor desea derramar!

Amigos, es necesario que preparemos nuestro corazón para el avivamiento sin precedente que Dios quiere derramar sobre nosotros en esta temporada. ¡Comenzemos a orar y a amar a Jesús como nunca antes, a amarnos los unos a los otros y ser humildes como nunca antes!. Se que seremos recompensados mientras nos preparamos, en el nombre poderoso de Jesús. Amén.

Que por la gracia del Espíritu Santo, puedas discernir el tiempo en que estamos viviendo. Hay un poderoso avivamiento que el Señor quiere derramar en la próxima temporada.

Salmos 127:1 Si Jehová no edificare la casa, En vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.

Vemos el ejemplo de un constructor que está construyendo una casa y el dice “Si Jehová no edifica la casa, en vano trabajan”. Los seres humanos han construido desde hace siglos atrás. No todos necesariamente le han pedido permiso al Señor. Han construido muchas cosas y han logrado sus propósitos.

Pero la Palabra nos dice, si Jehová no edifica la casa, en vano trabajan. ¿Porque dice el Señor que es en vano?

Tenemos que entender lo que la Bibia define come vanidad. Si algo se está construyendo, puede ser que sea real, fuerte, agradable y celebrado. Pero ante los ojos De Dios, es vanidad. Si Dios no lo aprueba, es vanidad.

Hay muchas cosas que hemos construido en nuestras vidas. Podemos pasar décadas construyendo nuestra carrera, relaciones, amistades y muchas cosas. Pero si la mano De Dios no la ha construido, todo nuestro esfuerzo es en vano.

Para prepararnos para el avivamiento, debemos tomar un inventario de nuestra vida y preguntar: Será que lo que estoy construyendo es cosa mía o es que la Mano De Dios está en el asunto?

Si tu edificio no fue orquestado por Dios, si no ha nacido en el corazón De Dios. Si no es instigado por Dios, La Biblia lo llama vanidad.

PARATE. Estás laborando en vano.

Considere una obra de construcción en el libro de Génesis. La historia de “La Torre de Babel”. Después que estas personas, sin ninguna herramienta eléctrica, casi lograron alcanzar el cielo con ladrillo y asfalto, El Señor fue a inspeccionar:

Y dijo el SEÑOR: He aquí, son un solo pueblo y todos ellos tienen la misma lengua. Y esto es lo que han comenzado a hacer, y ahora nada de lo que se propongan hacer les será imposible. (Génesis 11:6)

Este es el testimonio De Dios, que nada de lo que se propongan hacer, les será imposible. ¿Porque? Eran un solo pueblo, como ejército de un solo hombre, en perfecta unidad, todos con un mismo propósito, y nada les sería imposible.

Hoy día hay muchas cosas que han sido impossible para nosotros, la Iglesia. ¿Porque?

Hoy día cuando Dios mira a la Iglesia, tristemente ve que nos hace falta la unidad. Es difícil encontrar unidad en las Iglesias, de encontrar una Iglesia que apoyé la visión del Pastor, un grupo que no tolera el chisme y las calumnias. Un grupo que se ama incondicionalmente, que muestran bondad y cariño a su prójimo, que levanta al prójimo. Sabemos que es difícil de encontrar.

Pero aun con toda la unidad en Babel, cuando Dios vio esa torre, no le agradó. Dios confundió su lenguaje y los esparció por toda la tierra. (Gén 11:7)

Pueblo De Dios, ellos tenían gran unidad ,pero les hizo falta la divinidad. Ellos tenían un buen sentido de dirección, pero perdieron la oportunidad de seguir la visión De Dios.

¿Será esta nuestra historia? ¿Será esto lo que Dios dice de nosotros, que somos grandes constructores pero Lo decepcionamos?

Pueblo De Dios, en esta temporada, no importa si construimos torres que tocan los cielos, lo que importa es el deleite del Señor.

Considere la segunda parte de este versículo:

Salmos 127:1b Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia.

Aquí vemos que la guardia está haciendo un buen trabajo. Esta despierto y vigilando, pero la Biblia dice, si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia.

¿Cual es tu ciudad? Jerusalém? Bangalor? Harare? Montreal? …

Considere el choque que sintieron los discípulos cuando Jesús les iluminó esta verdad,  “Vosotros sois la luz del mundo: una ciudad asentada sobre un monte no se puede
esconder”. (Mateo 5:14)

Querido lector, ¡Tu eres esa ciudad! ¡Jesús dice que tu eres la luz del mundo que no se puede esconder!

Si amigo, el Señor dice que tu eres una ciudad. Tienes estructuras y sistemas. Tienes que mantenerla y hay estándares. Tienes expectativas. Has creado plomeria, electricidad, systema de gestión de basura. Tú dispones como funciona tu vida, como funciona tu ciudad. La manera que tú planeas y construyes determinará el éxito de tu ciudad.

La manera que creas estructuras y sistemas de orden divina determinará la cantidad de luz que alumbraba. Lo que tú riegues en tu ciudad crecerá,  lo que tú cuides y le des attention florecerá. Considera las opciones.

Nuestra ciudad debería ser la luz brillante de Cristo que trae gozo a otras ciudades alrededor. Hoy día el problema es que no hemos permitido que El Señor cuidé nuestras ciudades. Le pedimos que bendiga nuestros planes, que nos ayude a lograr nuestro propósito. A construir nuestras casas cómo queremos, y la mantenemos como nos parece. Pero no hemos invitado al Señor primero a construirla y después a guardarla.

Amados. A esta hora de medaianoche el Señor te está preguntando, “¿Hijo mío, me permites guardar tu ciudad? ”

Estamos en una temporada de gran sacudimiento donde todo alrededor está siendo sacudido. Pero nosotros nos estamos despertando. Durante esta temporada, el Señor nos está despertando a su amor. El Señor te está llamando. Te está diciendo, “permíteme construir, permíteme cuidar de ti, porque la medianoche se aproxima”.

Que en esta hora de medianoche, como su novia, nos regocijemos y nos preparamos para el Avivamiento que viene!

Para escuchar el mensaje completo, haz clic en el enlace y compártelo en tus redes sociales.

Watch the video here.