¡Bienvenida familia GTH! Hoy es el Día 10 de nuestra serie Devocional sobre el Salmo 106 del Estudio Bíblico del Profeta Shyju Mathew con la Iglesia Emmanuel en Montreal. ¡Esperamos que hayan disfrutado esta serie devocional! Deje un comentario a continuación si desea ver más de estos devocionales en el futuro.

Ayer (día 9), aprendimos cómo honrar a nuestros líderes, en lugar de compararnos con ellos. Hoy en día, el Profeta Shyju nos exhorta a considerar el amor y la misericordia de Dios Todopoderoso, pero no permitir que la familiaridad nos aleje de Su Corazón.

Por favor, ¡comparta con un vecino! Suscríbase al blog para que lleguen las próximas series y directamente a su casilla de correo electrónico. ¡Que tenga un feliz día en nuestro Señor!

Día 10: EL DIOS DE MISERICORDIA DESEA RESTAURARLE

Salmo 106: 34 – 39, 34 “No destruyeron a los pueblos Que Jehová les dijo;
Antes se mezclaron con esas naciones, Y aprendieron sus obras, Y sirvieron a sus ídolos, Los cuales fueron causa de su ruina. 37 Sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios, Y derramaron la sangre inocente, la sangre de sus hijos y de sus hijas, Que ofrecieron en sacrificio a los ídolos de Canaán, Y la tierra fue contaminada con sangre. Se contaminaron así con sus obras, Y se prostituyeron con sus hechos”.

Cada vez que usted se mezcla con alguien, aprende sus maneras. La Biblia dice que la mala compañía corrompe el buen carácter (1 Cor. 15:33).

Jesús se mezcló con pecadores, pero éstos se volvieron como él, no al revés. Jesús estaba con las prostitutas porque ellas venían a él. Si andas con un pecador y te estás comportando como él, estás en un error. En su lugar, llévalos a la iglesia y deja que Dios los cambie, en lugar de dejar que sus amigos lo cambien a usted.

Oremos: Señor, permite que mis amigos sean como yo.

El Dios del amor es también un Dios de justicia. No dejes que su amor te ciegue la justicia.

El Salmo 106: 40 dice: “Se encendió, por tanto, el furor de Jehová sobre su pueblo,
Y abominó su heredad;”

Dios que es feroz en el amor, también puede ser feroz en la ira. Siempre sigua corriendo hacia Dios.

Amigo, el pecado siempre conduce a la esclavitud.

Salmo 106: 41 “Los entregó en poder de las naciones, Y se enseñorearon de ellos los que les aborrecían”.

Que sus pecados no lo entreguen a aquellos que le odian. Haga la paz hoy.

Perdone, aléjese del pecado ahora mismo.

Salmo 106: 43 “Una y otra vez los rescató, pero ellos eligieron rebelarse contra Él, y finalmente fueron destruidos por su pecado”.

Si está abatido, analice su pecado. El Dios de Misericordia anhela restaurarle.

Salmo 106: 44-46. “Con todo, él miraba cuando estaban en angustia,
Y oía su clamor; Y se acordaba de su pacto con ellos, Y se arrepentía conforme a la muchedumbre de sus misericordias. Hizo asimismo que tuviesen de ellos misericordia todos los que los tenían cautivos”.

Dios hizo que por la abundancia de su amor, sus hijos fueran compadecidos por los que los tenían cautivos.

Oremos: ¡Sálvanos, oh Señor, nuestro Dios! Reúnenos de donde hemos vagado para que podamos regocijarnos en ti. ¡Alabamos al Señor, al Dios de Israel, que vive desde la eternidad hasta la eternidad! Que la abundancia de su amor nos alcance hoy. Amén.

¡Comparta con sus amigos y que el Dios de toda misericordia se acerque a su lado hoy!