¡Bienvenido familia GTH! Hoy es el día 8 de nuestra serie Devocional sobre el Salmo 106 del Estudio Bíblico del Profeta Shyju Mathew con la Iglesia Emmanuel en Montreal. Ayer (día 7), aprendimos cómo pensar acerca de nuestro pensamiento y honrar a nuestro Dios con nuestros pensamientos. Hoy, el Profeta Shyju Mathew nos exhorta a ser consumidos con celo por nuestro Señor.
Por favor, ¡comparte con un amigo! ¡Que su alegría sea tu fuerza! ¡Sé bendecido!

Día 8: DEJE QUE EL SEÑOR LE CONSUMA

Salmo 106: 28-31 “Se unieron asimismo a Baal-peor, Y comieron los sacrificios de los muertos. Provocaron la ira de Dios con sus obras, Y se desarrolló la mortandad entre ellos. Entonces se levantó Finees e hizo juicio, Y se detuvo la plaga;
Y le fue contado por justicia De generación en generación para siempre”.

En su viaje por el desierto, los israelitas salieron al mundo, encontraron a las mujeres moabitas y las llevaron de vuelta a sus campamentos. Cuando estas mujeres vinieron, trajeron sus ídolos con ellos. Pronto, los israelitas comenzaron a adorar a otros dioses en su propio campo y la ira de Dios cayó sobre ellos. En la ira de Dios, se liberó una plaga y en poco tiempo murieron 24,000 personas.

Cuando las personas se estaban muriendo, un hombre trajo a una mujer al campamento y la llevó a su tienda de campaña para tener relaciones íntimas, incluso cuando la ira de Dios estaba siendo derramada. Dios dijo que encontraran a los jefes de todas las tribus y los mataran. Finees se enojó tanto por el Señor, que arrojó al hombre y a la mujer al suelo, justo delante de Dios, y debido a Finees la plaga se detuvo. Cuando el polvo se asentó, Dios respondió a Finees: “Por lo que estás haciendo en este momento, bendeciré a tus generaciones para siempre”.

Amigo, el pecado es abundante en nuestro mundo hoy. ¿Qué pasaría si hubiera un Finees que Dios pudiera usar hoy?

¿Hay una joven o un hombre que pondrá fin a su pecado? Obviamente, no podemos tomar una lanza, pero ¿quién matará su propia carne? ¿quién luchará por el espíritu e influirá en nuestra generación?

En Números 25: 11-13, Dios anunció: “Finees, el hijo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, rechazó mi ira del pueblo de Israel, por cuanto estaba celoso de mi celo entre ellos, para que yo no consumiera al pueblo de Israel en mi celo. Por lo tanto, di: ‘He aquí, le doy mi pacto de paz, y será para él y para sus descendientes después de él, el pacto de un sacerdocio perpetuo, porque era celoso de él,  su Dios, e hizo expiación por el pueblo de Israel”.

Querido hermano, ¡Sé santo porque el Señor es santo! ¡El mismo Dios de Finees es nuestro Dios hoy!

Oremos: Oh Dios, dame la pasión de Finees, para ser santo en esta generación. Quiero honrarte, Dios. Sé que me estás mirando. Dios me conceda la gracia de llevar la santidad, la pureza al siguiente nivel, por el bien de esta generación.

Gracias por estar con nosotros. Esperamos poder compartir con ustedes la respuesta correcta a nuestros líderes en la publicación de mañana.