¡Hola Familia GTH! Aquí está la Parte 6 de esta poderosa serie, ROOTED, nuestra Palabra guía para 2021 en Revive Nations. ¡La parte 5 fue todo acerca de atraer la Unción de Dios! Hoy, vemos lo que se necesita para acceder a la Voz de Dios en nuestra vida. Celebramos al Profeta Shyju Mathew, Fundador de Revive Nations, quien ha liberado estas tremendas Llaves del Cielo, en esta gloriosa temporada mientras aprendemos cómo crecer profundamente arraigados en Cristo.

Anteriormente en esta serie, vimos la ocasión en que Jesús caminó con los dos discípulos en el camino a Emaús. Dice, en Lucas 24:16 Mas los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.

¡Aquí los discípulos de Jesús estaban caminando con Jesús, escuchando a Jesús, por horas! Y, sin embargo, dice que los ojos de ellos estaban velados, para que no le conociesen.

Ahora bien, esos dos discípulos de Emaús, eran discípulos amantes de Jesús.

Podían ver a Jesús justo delante de sus ojos, pero sin ver y sin entender. ¿Cómo es esto posible?

En Mateo capítulo 13: 13, Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. En Mateo 13:15, el Señor explicó: “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, Y con los oídos oyen pesadamente, Y han cerrado sus ojos; Para que no vean con los ojos, Y oigan con los oídos,
Y con el corazón entiendan, Y se conviertan, Y yo los sane.”

¡Escuchar es todo acerca del estado del corazón!

Si nuestros corazones están fríos, orgullosos, engrosados, nuestros ojos se quedan ciegos, y como los discípulos, podemos ver pero que no pueden ver, oír, pero no escuchar, y como nuestros oídos están cerrados, nuestros corazones son como los corazones de piedra. ¡Escuchar a Dios depende completamente del estado de nuestro corazón!

Escucha la conversación de estos discípulos, sólo tres días después de la muerte de Cristo:

“ ¿Eres tú el único forastero en Jerusalén que no has sabido las cosas que en ella han acontecido en estos días?”

Entonces él les dijo: ¿Qué cosas?

Y ellos le dijeron: De Jesús nazareno, que fue varón profeta, poderoso en obra y en palabra delante de Dios y de todo el pueblo; y cómo le entregaron los principales sacerdotes y nuestros gobernantes a sentencia de muerte, y le crucificaron. Pero nosotros esperábamos que él era el que había de redimir a Israel; y ahora, además de todo esto, hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido. Aunque también nos han asombrado unas mujeres de entre nosotros, las que antes del día fueron al sepulcro;
(Lucas 24: 18-22)

Si te das cuenta de su confesión, puedes ver que hay un problema. ¡Están acusando a Dios!

Hay una duda. Estos dos discípulos están diciendo, ” Oye, esperábamos esto, pero no fue así.”A pesar de escuchar noticias de su resurrección, confesaron dudas en cambio, y ahora, a pesar de que Cristo camina a su lado, ni siquiera pueden reconocerlo.

En esta época de crecer más profundamente, de estar arraigados en Cristo, necesitamos quitar toda cera, matar nuestro orgullo, reprender la confusión, refutar la vieja experiencia y rehusar permanecer en el viejo entendimiento.

Al humillarnos ante Dios, ¡que podamos ver y escuchar la Voz de Dios con mejor vista que nunca antes!

¡Esperamos que esta serie esté bendiciendo tu vida! Compártela con un amigo, y que el Señor abra nuestros corazones y vidas para escuchar Su Voz más fuerte cada día!